Ricky Rubio recogió ayer su premio que lo acredita como mejor jugador joven de Europa en el año 2008. Estamos seguros de que volverá a ganarlo en 2009, menudo crack