ricky rubio

Qué cambio de mentalidad, qué cambio en el juego del equipo… qué manera de arrollar a Grecia en las semifinales por 82-64, qué alegrí­a volver a repetir final y poder optar a medalla segura cuando hace unos dí­as veí­amos todo muy mal, con un juego de la selección verdaderamente lamentable. Qué manera de resurgir tan maravillosa.

Grecia fue un peluche en nuestras manos desde el principio y hasta el final del partido, ganamos todos los cuartos, ganamos el partido de manera sobrada y les volvimos a demostrar que nada tienen que hacer ante nosotros. Ricky Rubio hizo un partido MAGISTRAL en el apartado defensivo junto con Carlos Cabezas, secando a Spanoulis, anotando 5 puntos y repartiendo 3 asistencias.

¡¡Vamos Ricky!! ¡¡Vamos España!! ¡¡QUEREMOS EL ORO!!