Ricky Rubio se retiró al banquillo debido a unas molestias durante el partido contra el Lagun Aro… aunque a falta de cinco minutos para el final quiso probarse y afortunadamente pudo jugar. ¡¡Vamos Ricky!!