ricky rubio

El FC Barcelona ha perdido su imbatibilidad en la Euroliga al caer en la prórroga en la complicada cancha del Partizán de Belgrado por 67-66, en un partido en el que los árbitros tuvieron que recurrir a las imágenes televisivas para determinar el resultado final. El Partizán de Belgrado, de este modo, ha puesto fin a la racha de 11 victorias consecutivas del equipo de Ricky Rubio, que jugó 21 minutos para anotar 8 puntos y repartir 5 asistencias.