ricky rubio, nba, pau gasol

Me gusta ver lo que Ricky Rubio está haciendo. Juega con soltura y confianza. Sus pases a una mano son maravillosos. No me extraña que haya despertado tanta atención. Me parece notable que no haya defraudado a nadie después de tanta espera y con tantos ojos puestos encima de él. Parece haber recuperado cierta confianza en su tiro. Sólo necesitaba volver a disfrutar con el basket. A Ricky traté de transmitirle dos mensajes. El primero de todos: que disfrutara de la oportunidad, que volviera a pasárselo bien como cuando jugábamos en el colegio, que se aliviara de lo vivido en la última temporada. El segundo, que se relajase. Le recomendé que se aislara, que se fabricara una armadura donde intentara ser feliz”

Pau Gasol