ricky rubio

¿Qué superpoder le gustaría tener?
Alguna vez he pensado en ello, porque con Víctor Sada y Jordi Trías hacíamos a veces este juego y siempre decía que me gustaría poder detener el tiempo: que todo el mundo estuviera parado menos yo y así podría hacer lo que quisiera.

¿Alguna vez le han dado calabazas?
Sí, hombre, como a todo el mundo. Hay que tomárselo bien, de forma divertida, porque hay la parte buena y la parte amarga. Tenemos que aprender de todo.

¿Cuánto dinero suele llevar en el bolsillo?
Me gusta más llevar la tarjeta que dinero, porque yo que soy un poco despistado, igual pierdo el monedero y la fastidio. Tampoco suelo llevar mucho efectivo. Como no me gusta ir a los cajeros, saco una vez mucho de golpe y hasta que no se termina no vuelvo.

¿Se atrevería a correr los Sanfermines?
Sería imposible que lo hiciese bien. De hecho, ni siquiera lo intentaría porque no me gustan esas cosas. Me da respeto y no me gusta que el toro esté ahí encerrado.

¿Con qué soñaba cuando era niño?
Con poder llegar a la NBA y jugar con los mejores del mundo. No a todo el mundo se le cumplen sus sueños, pero yo tengo la suerte de que lo voy a poder hacer.

¿En qué o en quién le gustaría reencarnarse en otra vida?
Como soy jugador de baloncesto, me gustaría cambiar y ser algún actor, por ejemplo, Will Smith, un tipo divertido al que quiere mucho la gente.

¿Se imagina un planeta gobernado por perros o simios?
Es difícil imaginárselo, pero si son perros y son buenos y no muerden, sí [risas].

¿En qué serie o película le gustaría hacer un cameo?
En Friends, hace dos años Jordi Trías me enganchó a esa serie y me vi las 10 temporadas en menos de un año. Me gustó muchísimo.

¿Es más de Papá Noel o de los Reyes Magos?
En mi casa hacíamos los dos, pero el fuerte era Papá Noel.

¿Recuerda qué hizo con el primer sueldo que ganó?
No me acuerdo muy bien, porque tampoco era mucho lo primero que me pagaron y tampoco me dio para gran cosa. Seguro que comprarme algunas chucherías sin tener que pedir dinero a mi madre, como siempre acostumbraba a hacer.

¿Alguna vez le han confundido por la calle con otra persona o le han dicho que se parece a algún famoso?
La verdad es que no. Algunos me llaman Ricky Martin, pero más por el nombre que porque me parezca en algo a él.

¿Cómo sería su día perfecto fuera del baloncesto?
En verano me gusta mucho ir a la playa a jugar al vóley y después dar un paseíto con el barco, que se está muy bien.