Entrevista a Ricky Rubio en “El Periódico”

ricky rubio, fc barcelona, nba¿Cómo está el vestuario tras perder con el Panathinaikos?
Se está digiriendo la eliminación. Es muy duro porque tení­amos muchas ilusiones de llegar a la final four, pero sabí­amos que el Panathinaikos era un gran equipo. Y no supimos jugar la eliminatoria. No fuimos lo suficientemente duros ni llevamos el juego donde querí­amos. Es una decepción tanto personal como de equipo. La posibilidad se nos fue en el segundo partido en casa, en el que llegamos a ganar de 16. Eso nos hizo mucho daño. En Atenas era muy difí­cil.

Ustedes se quejaron de los arbitrajes. ¿Qué influencia tuvieron en la eliminación?
Los árbitros cometieron errores, pero no son los culpables. Buscar excusas en ese terreno es tirar balones fuera y no ver los errores que han existido y así­ no evolucionamos. Hemos de aceptar que no hemos hecho las cosas bien e intentar mejorarlo de cara adelante.

¿Cree que aún puede reconducirse la temporada?
Por supuesto. Si ganamos la Liga será una temporada muy buena. Antes de iniciarla, todo el mundo hubiera firmado perder solo un tí­tulo, aunque fuera la Liga o la Euroliga. Sé que hace daño. Es lo que nos pasó el año pasado. Perdimos la Liga en el último momento. Pero el balance es el de una buena temporada. A veces el nivel de exigencia lo pones tan alto que no valoras lo suficiente los tí­tulos que ganas ni los disfrutas, como esta temporada, que ya llevamos Copa y Supercopa.

¿Puede ser una buena terapia el partido de hoy en Madrid?
Será difí­cil, porque si no tienes confianza y no te salen las cosas, es muy difí­cil recuperarte de un dí­a para otro. Pero vamos a plantearlo como siempre que jugamos estos partidos y vamos a salir a ganar en Madrid. Tenemos que volcarnos en la Liga.


Durante toda la temporada, usted está transmitiendo la sensación de que no se encuentra a gusto.
Es verdad, estoy bastante irregular y eso afecta a la confianza y también afecta al equipo por mi papel de base. Es normal. Y gracias a Victor (Sada), el equipo no lo está notando tanto. Pero últimamente me siento más cómodo aunque pueda parecer contradictorio después de perder contra el Panathinaikos. Creo que poco a poco voy a ir a mejor.

Usted dice que siempre se divierte. en la pista. ¿Aún es así­?
Antes me divertí­a siempre. Ahora, no. Solo en algunos partidos y he de volver a encontrar el camino con la ayuda del equipo. Estoy contento de los compañeros que tengo y también de los entrenadores porque todos lo entienden. Es normal en la evolución de un jugador que no pueda estar siempre al 100%. Eso solo le pasa a Messi o a Nadal.

¿No se está obsesionado demasiado con anotar?
Puede que sea eso. A veces cuando no entran los tiros, te obsesionas con que entren y produce el efecto contrario. Cuanto más te obsesionas, peor va. Solo espero que entren, y todo vuelva a su cauce. En un momento de la temporada también he notado cansancio y me ha faltado agresividad defensiva. Pero es normal en temporadas tan largas. Ahora estoy más cómodo.

¿Le influye la presión que existe en el Barí§a?
No. Me falta confianza. Se que es difí­cil cuando no salen las cosas confiar en uno mismo. Cuando eso pasa, empiezas a dudar, a esconderte un poco. Y cuando no salen las cosas, tiene que ser totalmente al contrario: es cuando más confianza tienes que tener para intentar arreglarlo.

Su padre decí­a en una entrevista reciente que con 20 años no se le puede exigir lo mismo que a Navarro.
Yo siempre he aceptado el rol que me han dado. Siempre. Pero es verdad que mentalmente es muy duro mantener siempre un nivel alto. Cuando fallas, te paras a pensar y puede que eso sea lo malo. Deberí­a fluir todo con más facilidad.

¿La preocupa el tener que decidir a finales de temporada si da el salto a la NBA o sigue en el Barí§a?
Aún no tengo claro lo que haré cuando acabe la Liga pero tampoco me quiero parar a pensar porque eso influirí­a en mi juego y no serí­a positivo para el Barí§a. Ahora solo quiero pensar en mi equipo, Ya decidiré cuando acabe la temporada.