ricky rubioRicky Rubio, base y crack del DKV Joventut y la Selección, participó activamente en la presentación ante la prensa de las nuevas equipaciones, asumiendo la responsabilidad como lí­der de su equipo en ausencia de Rudy Fernández, además de destacar que aún tiene “mucho que aprender” en el mundo del baloncesto.

Ricky Rubio es consciente que le quedan muchas cosas por mejorar, “en especial, el tiro” y cree que serí­a un error creerse que ya ha llegado a su máximo nivel. “Cuando piense que soy un 10 en algo dejaré de evolucionar”, señaló el jugador.

El base verdinegro ha asumido la responsabilidad como lí­der del equipo la próxima temporada y considera que cuando se salta a una pista no hay que tener en cuenta el DNI. “Cuando juego no pienso que tengo 17 años sino en lo que sé hacer en un campo. No creo que nadie te defienda de forma diferente por tener mi edad”, ha explicado.

Sobre la nueva temporada en el DKV Joventut, el joven jugador ha señalado que tienen que afrontar la campaña “sin la referencia de la pasada temporada” y “pasando página” sobre la etapa en la que Rudy Fernández ha sido el lí­der indiscutible del equipo.

“Rudy Fernández es un jugador irrepetible. No hay que buscar al nuevo Rudy en la cantera porque cada jugador tiene su personalidad y su toque de magia”, ha dicho el jugador.

ricky rubioSobre las perspectivas del equipo para la próxima temporada, Ricky Rubio afirma que “será más difí­cil sorprender a los rivales que ya nos conocen y prepararán mejor sus partidos contra nosotros”. El jugador ha afirmado que “no me meto” en las negociaciones entre el club y los agentes para mejorar su contrato. “Yo no voy a dejar de jugar bien aunque las negociaciones puedan no ir bien. Eso son cosas de mis agentes y el club”, ha concluido.

Con la medalla de plata lograda en Pekí­n en la mano, Rubio manifestó que en la final ante Estados Unidos, España mostró “al mundo que los americanos no eran imbatibles y en el futuro creo que tendremos oportunidad de ganarlos”.

Ricky Rubio ha hecho de modelo junto a Eduardo Hernández Sonseca, Pau Ribas y Ferran Laviña en la presentación de la nueva equitación del DKV Joventut para la próxima temporada. La novedad es que la segunda equipación, de color blanco, incorpora este año una gruesa franja negra en los bordes de la camiseta y el pantalón.

El base de 17 años ha destacado la “quí­mica” existente fuera de la pista entre los integrantes del equipo nacional como la clave del éxito del equipo y ha reconocido que entró “con miedo” en la dinámica del grupo que se conjuró antes de despedirse para intentar conquista el año que viene el Europeo en Polonia.

Vestido de verdinegro, Ricky Rubio ha desvelado que la medalla de plata “la pondré en un cuadro que colgaré en mi habitación”.

El Mundo Deportivo