ricky rubio

Ricky Rubio dio la victoria a su equipo de la manera que más gusta a un jugador de baloncesto: desde la lí­nea de tiros libres en el último segundo. ¡Menudo partido se vivió en el Nou Congost!. Serge Ibaka por parte del Ricoh Manresa espectacular como siempre (16 puntos y 15 rebotes) mientras que nuestro mago, Ricky Rubio anotó 8 puntos, repartió 8 asistencias y fue el conductor del equipo en este brillante triunfo. Nuestro Ricky ha vuelto a ser decisivo otro partido más, está cada vez más cerca de ser el jugador que deslumbró en los Juegos Olí­mpicos y en la liga ACB la pasada temporada.

¡Qué bueno! ¡Felicidades Ricky! ¡Felicidades DKV Joventut!