ricky rubio, nbaAsombra Ricky Rubio en Badalona y no pasa dí­a sin que aumente su caché en la NBA. Los elogiosos informes de la decena larga de ojeadores que acudieron a la Copa del Rey, en Madrid, dos semanas atrás, han propulsado definitivamente la candidatura del base del Joventut a meterse entre los tres primeros del próximo draft. Ante todo, es preciso aclarar que para que Ricky aparezca en el draft, que se celebrará el próximo 25 de junio en el Madison Square Garden de Nueva York, debe declararse elegible. Es decir, debe remitir una carta a la NBA solicitando su inclusión en ese draft. El plazo máximo para ello expira 60 dí­as antes de su celebración. En consecuencia, la decisión de Ricky debe estar tomada y notificada el 25 de abril.

Inevitablemente, el aspecto económico ejercerá un peso notable en la determinación que debe adoptar el jugador; por supuesto, con el asesoramiento de su familia y sus representantes. Los salarios de los jugadores drafteados ya están establecidos de acuerdo con el convenio de la NBA y el sindicato. El primer puesto equivale a una ficha de 3,8 millones de euros. Si fuera elegido entre los primeros, parece que los números cuadrarí­an en el sentido de que podrí­a hacer frente al pago de la cláusula de unos seis millones para desligarse de su contrato con el Joventut, que expira en 2011. Al menos, eso es lo que considera su agente en Estados Unidos, Dan Fegan que, según varios especialistas de la prensa norteamericana, está trabajando para promover la candidatura de Ricky Rubio a número uno del draft.

El Paí­s