“Estoy muy contento porque la rehabilitación va muy bien. Falta poco y estoy con muchas ganas de jugar. Estamos hablando con los fisioterapeutas, no sabemos cuando será pero estoy muy bien. Yo dirí­a que entre una y tres semanas, pero no sabrí­a decir cuando.

Como cualquier jugador cuando está lesionado y vuelve. Y más si en la posición sólo está Mallet, con más minutos de los que tendrí­a que jugar, y Pau Ribas que todaví­a se está acoplando a la posición. Creo que sí­, pero no porque sea yo, sino porque es un jugador más para las rotaciones.

El problema es del equipo quizá la falta de rotaciones, por la baja tanto de Pops como la mí­a, pero esto se suple bien jugando más minutos de los que tendrí­an que jugar algunos jugadores”.

Ricky Rubio

Ricky Rubio tiene muchas ganas de volver a jugar y aportar todo lo que puede aportar al DKV Joventut. No sólo sus compañeros, sino todos los aficionados al baloncesto tenemos ganas de volver a ver en las canchas al mejor regalo que nos ha dado el baloncesto en muchos años. ¡Vamos Ricky!