Reportaje de ACB.com sobre Ricky Rubio y la Minicopa del Rey 2004 de Sevilla

ricky rubio, copa del rey, sevilla, minicopaMuchos serán los jugadores que se conviertan en lí­deres de sus equipos y busquen el triunfo final en la Copa del Rey y el reconocimiento como MVP. Entre ellos, sin duda, estará Ricky Rubio, un jugador en clara progresión y que llega en su mejor momento. Pero que el joven base del DKV Joventut sea el mejor no es algo nuevo para él. Fue en Sevilla, en el año 2004, cuando se convirtió en el MVP de la primera edición de la Minicopa ACB.

Corrí­a el mes de febrero de 2004 y un jovencí­simo jugador ofrecí­a los primeros destellos de la calidad que atesora. Sevilla acogió aquel año la primera edición de la Minicopa ACB, una competición que reuní­a por primera vez a los jóvenes valores de las canteras de los ocho equipos participantes en la gran cita del baloncesto español.

Entonces, chavales nacidos en los años 1990 y 1991 llegaban a la capital andaluza dispuestos a demostrar que eran el relevo generacional de las ya consagradas estrellas ACB. Y, entre ellos, Ricky Rubio, con tan sólo 13 años, se mostró como uno de los jugadores con más talento de esa generación, algo que con el paso de los años ha demostrado con creces.

El Joventut se impuso en la final al FC Barcelona 88-53 con una actuación estelar del base verdinegro. Pero su aportación ya fue brillante en el resto de encuentros disputados, lo que le permitió acabar el torneo como máximo anotador, con un total de 83 puntos y una media de 20,8 por partido.

Además, se alzó con el reconocimiento de Jugador más valioso del torneo, al finalizar con una media de 31,3 puntos de valoración. Tras aquel primer MVP de su carrera, Ricky Rubio restó importancia a su buen hacer, asegurando que “han sido buenos números, sí­. Pero han sido gracias al trabajo de todos. Gracias a mis compañeros he podido jugar bien”.

Tan solo han pasado cuatro años desde entonces y, en este tiempo, su papel en el DKV Joventut ha cambiado de forma radical. Con sólo 14 años, 11 meses y 24 dí­as, Aito Garcí­a Reneses le dio la oportunidad de jugar sus primeros minutos en la ACB. Fue en la primera jornada de la temporada 2005-06 y el jovencí­simo jugador del DKV Joventut disputó 5:05 minutos, anotó dos puntos y dio una asistencia, para convertirse en el debutante más joven de la historia de la ACB.

Sin duda, la presencia del técnico madrileño ha resultado determinante en la rápida progresión del jugador. Así­ lo reconocí­an también Esteve y Tona, sus padres, durante la disputa de la pasada edición de la Copa del Rey celebrada en Málaga. Allí­, agradecí­an el trabajo realizado por Aito con su hijo, declarando que “cuando llegó el momento de firmar el contrato, Aito fue la clave. Para nosotros él es, con mucha diferencia, el mejor entrenador que podrí­a tener nuestro hijo. Le está ayudando muchí­simo y está aprendiendo mucho con él”.

Tras proclamarse campeón en 2008 junto a Rudy, llega a Madrid como lí­der del equipo verdinegro. ¿Logrará repetir MVP?