ricky rubio ¿No se le está haciendo el torneo un poco largo?
Un poco sí, pero es divertido estar con los compañeros, que son mis amigos. Nos lo pasamos muy bien. Además, ahora que ya llevamos unos días compitiendo, todo pasa más rápido. Para pasar el rato solemos jugar a las cartas y ahora estamos enganchados a un juego de Ipad, que es una manager de fútbol y nos tiene un poco picados (ríe).

A parte de la familia, ¿qué echa de menos cuando está tanto tiempo fuera de su casa?
El simple hecho de poder estar en casa. Tener la tranquilidad de estar en tu sofá o con los amigos. Para mi es importante no perder el contacto cercano con ellos. Eso ahora es más fácil, con las nuevas tecnologías y las redes sociales, pero echas de menos el contacto personal, humano…

¿Comparte la opinión de Navarro, que el otro día decía que las sensaciones del equipo no eran muy buenas?
No es que no fueran buenas sensaciones, si no que no eran las mejores. Es difícil sentirse siempre igual de bien que el día del partido de Lituania, pero esa victoria sí que nos ayudó para seguir ese ascenso. Nos pasó también el día de Alemania, que nos reforzó mucho la moral y nos dio confianza para jugar el partido ante Serbia en el que estuvimos muy bien todos.

Lleva jugando como profesional desde los 14 años y la gente cada vez le pide más. ¿Siente que le exigen más que a otros jugadores en su misma situación?
Mmm. No lo sé. No me fijo en eso. Yo mismo tengo mis objetivos, mis metas y trabajo para llegar a ellas. Luego ya, lo que la gente crea o deje de creer, los objetivos que crean que tengo que alcanzar, no me preocupan. Sí que es verdad que hay cierta presión, pero tienes que ser consciente de donde puedes llegar y qué puedes hacer para ayudar al equipo a ganar.


Aún no ha anotado de tres en todo el campeonato. ¿Le pesa mucho ese 0 de 9 que lleva en triples?
No lo pienso. Cuando tengo que tirar para ayudar al equipo, lo hago, pero como no es mi punto fuerte tampoco abuso de ello. Soy consciente de que tengo que mejorar mi tiro y poco a poco estoy trabajando en ello.

Da la sensación de que sus problemas con el tiro son más psicológicos que técnicos.
Sí, igual hay algo de eso. Lo suyo sería «abrir un poco la tapa», que entren un par y luego ya irá todo más fluido. Sí que hay algo psicológico, que me afecta en este sentido, pero que tampoco me preocupa.

¿Y de Francia es Parker lo que más les preocupa? ¿Y del posible rival de cuartos?
Francia es Parker y mucho más. En cuanto al rival de cuartos, no hemos pensado mucho en ello. Nos tiene que dar un poco lo mismo. Tenemos que ser conscientes de que si jugamos a un nivel muy alto, tenemos serias posibilidades de pasar, así que no tenemos que mirar el rival.

¿Les da reparo que la irregularidad que han mostrado durante el torneo les pueda llegar a dejar fuera?
Creo que en el momento en el que no valga nada más que la victoria, inconscientemente daremos un paso más adelante. Hacerlo en partidos en los que no te juegas tanto igual es difícil. Jugar bien los 40 minutos no es fácil. Poco a poco vamos haciéndolo, como ante Serbia. Si seguimos esa línea podemos lograr algo muy importante en este campeonato.

Usted comparte habitación con Rudy, ¿se puede contar algún secreto de alcoba?
Se porta bien. No ronca, no habla por las noches, no hace nada raro. Es un buen compañero de habitación. Lo único, que ahora que tiene novia, habla mucho con ella por Skype, pero poco más.

Entrevista a Ricky Rubio en el diario ABC.