ricky rubio

Este año ha servido a Ricky Rubio para asentarse en un equipo grande, saber lo que es jugar competiciones europeas y madurar en su juego. Ha trabajado y mejorado facetas de su juego como el tiro y ha consolidado sus puntos fuertes, apareciendo siempre en lo momentos importantes de la temporada.

Kahn ha afirmado que la decisión del jugador de quedarse ha sido acertada, ya que la temporada de los Timberwolves ha sido más bien discreta, mientras que en el Barcelona ha podido trabajar con grandes jugadores como Pete Mickeal, Juan Carlos Navarro o Fran Vázquez. Habló además de su progresión en el tiro y su mayor fortaleza fí­sica.

Debido a esto y a su enorme palmarés para ser un chico de apenas 19 años, a su triunfos con el club hay que añadir un Europeo y una plata olí­mpica con la selección, Kahn tiene motivos suficientes para estar más que confiado con el futuro que le espera al jugador, al que ya hay quien compara con estrellas como Steve Nash y Jason Kidd.

Visto el interés de los Timberwolves, lo contentos que están con su progresión y la necesidad de un base con proyección es muy difí­cil que dicha franquicia deje escapar a uno de los mayores talentos jóvenes que existe en el baloncesto mundial.

El Mundo