Entrevista a Ricky Rubio en MARCA

ricky rubioRicky Rubio tiene 18 años y la mentalidad de un hombre de 30. Elevado a los altares desde hace dos años, este mago del balón no da titulares periodí­sticos por bocazas y divo engreí­do, y sí­ por su humildad, sencillez y madurez. Crack dentro y fuera de la cancha.

ricky rubio Con apenas 18 años ya ha sido subcampeón olí­mpico y titular en la ÑBA, campeón de Copa y ULEB, ha brillado en la Euroliga, ha arrasado en las selecciones inferiores, los ojeadores de la NBA le tienen en su agenda desde hace años y todos nos preguntamos cuándo se irá a la NBA. ¿No le asusta lo rápido que va todo?
Es mi forma de hacer las cosas: rápido y bien. Mientras todo vaya bien creo que no me puedo quejar.

ricky rubio ¿Le da tiempo a encajar todo?
La verdad es que a veces preferirí­a que todo sucediese un poco más lento para poder disfrutarlo más, saborearlo y asimilarlo, pero es así­ y no puedo hacer nada. ¿Que todo va rápido? Pues sí­, pero no me asusta, lo tengo controlado y siempre he dicho que el DNI no cuenta. A la hora de jugar da igual si tienes 16, 18 ó 25 años, nadie se va a parar a mirarte el carné y sólo te van a juzgar por lo que haces dentro de la cancha.

ricky rubio Aquí­ van algunos de los elogios que me dijeron de usted jugadores de la selección de Estados Unidos en los Juegos. Jason Kidd: “El cielo es el lí­mite para él”; Carmelo Anthony: “La de Ricky es la historia más fascinante de estos Juegos”; Kobe Bryant: “Ha estado sensacional en los Juegos. Es muy bueno. Lo de este chico es increí­ble, ha cambiado el signo de los partidos él sólo” o Chris Paul: “Ricky es alucinante”. Por no hablar de todo lo que dijeron de usted sus compañeros de selección. ¿Cómo se le queda el cuerpo?
Bien, muy bien. Que jugadores de esta talla y renombre digan de ti estas cosas es un auténtico orgullo y te produce una satisfacción increí­ble, pero siempre me digo que si te crees todo lo que te dicen, nunca llegarás a nada. Los elogios me hacen gracia, pero sólo me sirven para seguir trabajando cada dí­a más duro.

ricky rubio Siempre me ha llamado la atención su madurez, impropia de su edad, algo que han destacado sus compañeros de la ÑBA en los Juegos. ¿Qué consejo le han dado para ser así­?
Mi padre siempre me repite lo mismo: “Cuando crea que lo sé hacer, dejaré de aprender”. Tengo que esforzarme siempre a tope y dar el máximo que pueda.


ricky rubio ¿Se apuntará al próximo ‘draft’ de la NBA o esperará al menos otro año más?
Es una decisión que aún no tengo tomada y que consensuaré con mis padres. Quiero centrarme en la Penya, con la que tengo contrato, y cuando llegue la hora tomaremos una decisión. No es algo que me quite el sueño. Dependerá mucho de cómo acabe la temporada, porque si no lo hago bien puede que disminuya el interés en mi para el draft y lo deje para más adelante. Nunca se sabe.

ricky rubio ¿Y cómo lleva lo de ser estudiado por los ojeadores de la NBA prácticamente cada partido desde hace varios años?
No lo tengo en cuenta, no voy a jugar mejor o peor porque vengan a verme, sólo espero que se lo pasen bien y disfruten como todo el mundo.

ricky rubio Como usted es un ‘underclassmen’ y aún no está en edad natural de ser ‘drafteado’, los ojeadores tienen prohibido hablar de usted, pero me comentaron que ya le conocen tan bien, que en vez de hacer informes de sus virtudes, se fijan en pequeños errores y detalles e intentan encontrarle algún punto débil…
Pues van a gastar mucha tinta de lo que van a tener que escribir de mis defectos, porque tengo muchos [rí­e]. Se van a hinchar a escribir de mí­.

ricky rubio ¿Le atrae la NBA?
La NBA está considerada la mejor liga del mundo, pero ahora mismo no es algo que me quite el sueño, sinceramente.

ricky rubio ¿Y la sigue?
Estuve viendo las finales de Pau contra los Celtics. Hay mucho componente de espectáculo.

ricky rubio En los pasados Juegos coincidió con Pau y otros grandes de nuestro baloncesto como Navarro, Calderón, Garbajosa, etc. ¿Qué sintió el primer dia de concentración en Bahí­a Sur al estar rodeado de todos ellos?
Fue un sueño hecho realidad. Imagí­nate, les habí­a estado siguiendo por la televisión cuando conquistaron el Mundial de Japón y dos años después ahí­ estaba yo, compartiendo vestuario, concentración, entrenamientos, partidos… Fue mágico.

ricky rubio Un largo camino pero intenso y exitoso desde que botó su primer balón. ¿Se acuerda de su primera pelota?
Sí­, recuerdo cuando acompañaba a mi padre a los entrenamientos. Luego empecé a jugar con mi hermano.

ricky rubio Tiene un talento especial que le convierte en un jugador único. ¿Ya entonces se dio cuenta de que usted valí­a para esto?
No, que va. La verdad es que fue hace bien poco cuando me di cuenta que valí­a para jugar al baloncesto, pero aún no lo veo claro, no tengo claro que vaya a llegar a algo en el baloncesto.

ricky rubio Pues ya me han dicho que usted formará parte del ‘Hall of Fame’ de la NBA. ¿Puede compaginar el basket con sus estudios?
Lo intento, estoy en segundo de bachillerato y mis padres me dan mucho la vara con los estudios. No paran de decirme que estudie, que nunca se sabe.

ricky rubio ¿Y le ha dado tiempo a saber qué quiere ser de mayor?
No lo tengo claro si estudiar medicina o INEF, aunque me decanto más por esto último.

ricky rubio El mentor de Nowitzki me decí­a lo importante que es la formación y le insistí­a que aprendiese a tocar instrumentos como la guitarra, el piano o el saxofón para desarrollar el intelecto y aplicar en la cancha cosas que aprende.
Sí­, a mi Aí­to en la Penya siempre me insistí­a en que leyese libros, que leyese mucho, que fuese culto porque luego eso siempre se refleja en la cancha.

ricky rubio Viendo lo centrado y maduro que es a sus 18 años, me queda clara la gran influencia de sus padres en su formación.
Sí­, siempre se han volcado en mí­ y en mis hermanos. Yo soy muy de familia, me gusta pasar el tiempo que tengo con ellos y con mis amigos, con mis amigos de siempre, los de toda la vida. No porque ahora esté rodeado de gente más mayor por el baloncesto voy a estar saliendo con gente más mayor.

ricky rubio Usted ha comentado alguna vez que su í­dolo es su hermano.
Sí­. Cuando a la gente le preguntas por su í­dolo en el basket casi todos te van a decir Michael Jordan, que también es uno de los mí­os, pero el de verdad es mi hermano. He tenido la inmensa fortuna de poder aprender mucho de alguien a quien tengo muy cerca.

ricky rubio ¿Qué inquietudes tiene?
Pues la de cualquier chaval de 18 años. Me gusta pasar el tiempo libre con mis amigos hablando de nuestras cosas. Ellos, además, vienen a verme a los partidos cuando pueden y este año han venido a Madrid a la Copa. Les ha hecho mucha ilusión y a mí­ también.

ricky rubio ¿Le piden entradas en el cole?
Sí­, mis compañeros y mis profesores, y cuando puedo se las doy.

ricky rubio Imagino que también le pedirán autógrafos, pero a ¿quién se los ha pedido usted?
Después de los Juegos le pedí­ a mis compañeros de selección que me firmasen la camiseta, creo que eso es algo que hicimos todos.