ricky rubio, españa“Chispa, eso creo que es lo que faltaba al equipo. Chispa, alegrí­a… que al principio del Europeo no tení­amos. Personalmente me estoy sintiendo mucho más cómodo y ahora toca jugar las semifinales con la misma alegrí­a. ¿Tony Parker? No era un duelo personal, sino un Francia-España y lo más importante es que ha ganado España. Es cierto que tení­a muchas ganas de jugar contra Tony porque me parece un jugador increí­ble e incluso en un dí­a que no ha sido de los mejores para él, ha hecho jugadas increí­bles.

La clave ha sido apretarle desde el principio porque sabí­amos que era una pieza fundamental para Francia y el rodaje de este equipo ganador. Fue un trabajo duro. No sólo de Raí¼l y mio sino de todo el equipo. Sabí­amos que la clave para ganar a Francia era parar a Tony Parker porque si empezaba enchufado sabí­amos que serí­a difí­cil pararlo. Cuando robas el balón y subes al contraataque es más fácil meterla que en estático.

Estoy muy feliz aunque antes del partido debo de reconocer que estaba un poco nervioso porque sabí­a que si perdí­amos no alcanzarí­amos el objetivo. somos un equipo ganador y no tememos a nada. Creo que nos pueden las ganas de revancha contra Turquí­a. El objetivo es ganar las semifinales. Es un partido muy importante, otro donde hay que ir a tope. No tenemos que olvidar lo que nos pasó al principio y aprender de los errores. Ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos por eso cada partido tiene que ser a vida a muerte”

Ricky Rubio