rick rubio, joventut, real madrid

El Real Madrid – DKV Joventut se decidió en el último cuarto, un auténtico partidazo que perdió el equipo de Ricky Rubio, que volvió a deleitarnos con un partido mágico y a la altura del mejor Ricky que hemos visto. Nuestro campeón jugó 26 minutos para hacer 15 puntos, 7 rebotes, 10 asistencias y 3 balones recuperados.

Un partido como este siempre es especial porque hay muchos jugadores que han estado en ambos equipos. Raúl López, Alex Mumbrú, Hernández Sonseca… por lo que se pone todo el corazón. Es una de las pistas donde más ojeadores pueden haber, y uno de los mejores escenarios para brindar un espectáculo como el que ha brindado Ricky Rubio. A él no le gusta perder, a nosotros nos consuela ver el momento que vive, recuperado casi totalmente de la lesión de muñeca.

¡¡Vamos Ricky!!