ricky rubio

El equipo no controló nunca el ritmo del partido por culpa del base. La derrota fue bastante dura, ya que el equipo se habí­a planteado no perder ningún partido en casa. Ellos jugaron muy serios y no nos dejaron entrar en el partido. Ahora sólo pensamos en el tercer partido, que será una final, y en recuperar el factor pista. El equipo tiene bastantes cosas que mejorar, especialmente en defensa, donde deberán ser más agresivos, para que el ataque sea más fluido y puedan correr.

Estuvimos sin ritmo y no entramos nunca en el partido. Tenemos que confiar en nosotros y en que podemos ganar y, si hacemos las cosas bien, en Madrid tendremos nuestra oportunidad. Por mi parte no me encontré en la pista y no pude ayudar al equipo”

Ricky Rubio