ricky rubio, entrevistas, nba, minnesota timberwolves

Entrevista a Ricky Rubio

Entrevista a Ricky Rubio en la Cadena COPE

¿Cómo va la rodilla tras la operación?
Fue muy bien, estoy muy contento cómo funcionó todo. Sólo queda recuperarse.

¿Te han dicho si te dejan hacer parte de la recuperación en España?
Aún no sé bien, tienes que ir con cuidado si tienes que hacer un viaje largo, por la circulación de la sangre. Si dentro de un mes todo va bien, supongo que volveré a España.

¿Cómo recuerdas la jugada, el golpe de Bryant?
No imaginé que fuera para tanto tiempo. Después de un tiempo muerto en que dijimos que si Kobe recibía, había que hacer un 2 contra 1, me tocó a mí, me apoyo mal y el golpe acaba de torcer la rodilla.

¿Cómo estás anímicamente?
Piensas y te pones triste. En los primeros días es duro, pero luego no tienes que volver atrás. Me pierdo algo tan bonito como los Juegos, pero tengo que ver que este verano me tengo que poner fuerte para jugar los siguientes. Cuando piensas en positivo, todo es mejor.

¿Cómo llevas la ansiedad?
Desde la silla he empezado a hacer pesas y algunos tiros, y así me quito el mono de jugar. Desde la silla puedo hacer muchas cosas.

¿Cómo es un día tuyo?
Por la mañane estoy en tratamiento. Duele un poco la rodilla porque tengo que estirar un poco, y por la tarde otra sesión en la que hago tiro desde la silla y pesas.

¿Por qué en Europa no te entraban y en América ves el aro como una piscina?
Es de confianza. Cuando pude entrenar por mi cuenta, sin presión, pude practicar.

¿Te han dicho los médicos algún pronóstico exacto?
Hay que pensar en nueve meses y lo que ganemos eso que tenemos. No han puesto fecha porque la rodilla, hasta que no esté al 100 % , no quieren arriesgar, porque una recaída podría ser muy duro. Los médicos dicen nueve meses y yo digo seis.

¿Quién te da más la brasa, preocupado por ti?
Mi padre, que no ha podido venir. Y la familia, los más cercanos. Lo aprecio mucho.

El cariño de muchas estrellas de la NBA es sorprendente…
Me sorprendió mucho, el cariño de la gente me ayudó a pasar un momento bastante duro.