Espectacular partido de Ricky Rubio ante Miami Heat, en el que logra las mejores estadísticas en su corta trayectoria en la NBA, 12 puntos y 12 asistencias, además de 6 rebotes. El partido se perdió por un resultado muy justo, pero los seguidores de Minnesota Timberwolves pueden descansar tranquilos porque saben que tienen al mejor base del mundo en sus filas… olé.